Un estudio, un rincón, una personalidad

El estudio de Raquel Triguero, alma máter de Hevn, tiene mucho de la fuerza combinada con la delicadeza que yo le pediría a una casa. Los detalles que deja ver esta sesión de fotos para Vogue pasan por composiciones simétricas, un acierto siempre, como en la mesa del showroom, y por clasicismo con un twist, como en la librería adornada por tiradores en forma de escarabajo.

Lo mejor, sin duda, su actitud: «No pienso en lo que se lleva porque no me gustan los condicionantes». Extrapolado a la decoración, el resultado no puede ser otro que un espacio personal, en el que sentirse a gusto trabajando.

imágenes: A.Moral para Vogue