Lo mejor que has visto desde la domus romana es esta casa abierta completamente a un patio interior, con piscina hipertransparente, unas palmeras que te transportan al Egipto de Cleopatra y una carpintería que ríete de las french doors que ...