Aunque suene un poco contradictorio, Navidad y Oriente pueden tener un punto de conexión. O, al menos, he pretendido que lo tengan en mi comedor. Una rama de albaricoquero, un poco de spray dorado, un jarrón rojo laca, unos colgantes ...

Estoy un poco obsesionada con los dormitorios total white: blanco, blanco y nada más que blanco, como en un anuncio de detergente. Debe ser mágico levantarse en blanco... sin pasar la noche en blanco. Os cuelgo mis preferidos. ...