Rústico fresco + DIY = nuevo!

Sssssssshhhhh, aquí se duerme! Un bálsamo para los sentidos es este dormitorio en tonos piedra y blanco, una revisión del estilo rústico en la pared machihembrada con paneles de madera en blanco decapado, y un cierto aire campestre que invita a abrir los pulmones y respirar.
Como complementos, algunas ideas para los amantes del DIY: una simple rama para colgar/exponer nuestras prendas más amadas, y un simple perchero que recorre toda la pared y que, al combinar diferentes tonos en tres filas, se convierte en un objeto entre la instalación artística y la funcionalidad de un objeto práctico.

Disculpad mi silencio bloguero de ayer; hay días en que no te encuentras bien y simplemente, no puedes con todo. Vamos a ver si le ponemos remedio porque… ya es viernes!!!
imágenes: Simon Bevan