La casa de Mandy Moore

La descubrí a fondo con la serie This is us; después de tres temporadas, sentí que Mandy Moore era como de la familia y conocer su vivienda y el proyecto de recuperación que hay detrás de ella ha sido como conocerla personalmente.

Mandy compró la casa, una construcción original de 1950, diseñada por Harold B Zook con un estilo propio de mediados del siglo pasado, y se dispuso a devolverle todo su esplendor. De hecho, la casa fue renovada casi por completo en los años noventa y algunas de sus características más propias de la época en que fue construida se borraron de un plumazo. Por suerte, el salón con una chimenea exenta se respetó. El resto, poco a poco se ha ido recuperando: tres baños, estudio, cocina, zona de biblioteca y zona de estar familiar.




La encargada de hacer este proyecto realidad para Mandy Moore ha sido la interiorista Sarah Sherman Samuel, junto con la arquitecta Emily Farnham. Ambas, con un respeto absoluto por los detalles mid-century que la casa había perdido (en la renovación de los 90 se instalaron algunas piezas circulares y detalles como molduras mucho más clásicas), han hecho un trabajo exquisito de renovación e interiorismo.

Cuarto de lavado

Echamos la mirada atrás para ver algunas imágenes de la construcción original de Harold B Zook:

Estas, en cambio, son imágenes de la casa cuando fue comprada por Mandy Moore:

El proyecto, a fondo, está disponible en el blog de Sarah Sherman Samuel; sin duda, merece la pena recrearse en todos los detalles de interiorismo que ha puesto en práctica en la casa de la conocida Mandy Moore.