Antes y después – un pequeño espejo barroco

En una de mis últimas visitas a una tienda benéfica me encontré con este espejo de marco barroco. Pensé en un color lima o fucsia, pero como tampoco sabía dónde colocarlo, pensé que sería mejor pintarlo en algún color más neutro.

Así que utilicé como base un color bronce muy claro, y después pinté con blanco y una gotita de azul, con trazos no demasiado finos, y este es el resultado.

Se lo he regalado a mi madre, y ya lo tiene colocado en el dormitorio. Si os soy sincera, a mi lo que más me apetecía era pintarlo. Feliz martes!