Antes y después: renovación increíble y sin obras en una cocina

Hoy os traigo un increíble proyecto de renovación de una cocina. Es increíble por varios motivos, pero sobre todo porque la renovación se basa sobre todo en la pintura. Así, la pintura de techos, paredes, módulos de cocina y, atención, encimera, ha dado como resultado una cocina radicalmente diferente a la anterior. Ingredientes sencillos para cocinar una gran receta. Espera a ver el antes porque te va a parecer un cambio espectacular…

Nunca me hubiera atrevido a pintar una encimera de madera para cocina, pero la verdad es que si el tratamiento es el adecuado y la madera se prepara convenientemente no debería haber problema en conseguir un buen acabado. La amplitud es uno de los factores diferenciales de esta cocina, pero decidirse por tonos claros hace que todavía destaque más. Gigante, con una península equipada con taburetes, un amplio ventanal (que se ha pintado con spray) y con multitud de puertas con sus molduras y pomos, también en madera, que se han sustituido por otros tono sobre tono, pero que hubieran quedado genial también de haber buscado el contraste con algo de metal. 
En una cocina de estas dimensiones el gasto en pintura puede ser considerable, pero siempre será menor que una cocina nueva. Tener en cuenta esto es especialmente importante cuando hablamos de puertas y módulos de cocina en buen estado, pero que no parecen de esta década. Si te sucede esto, déjate impresionar por las imágenes de esta cocina que, aunque es enorme y eso siempre impacta, ha cambiado con una aplicación de color ideal, y con algo de estilismo. Es más, en cocinas más pequeñas, apostar por el blanco o tonos muy claros es una apuesta segura que consigue ampliar visualmente el espacio y crear una sensación de limpieza, como una fresca brisa, jeje.
Y ahora, el antes. Paredes de ladrillo caravista, techo inclinado (altísimo) machihembrado, y otra pared en granate, para añadir más oscuridad al combo. Definitivamente, una cocina fuera de onda que necesitaba una renovación completa. Cambiarla del todo hubiera resultado un proyecto muy ambicioso y muy caro, teniendo en cuenta la cantidad de superficie a amueblar. En cambio, la pintura para muebles de cocina le ha dado completamente la vuelta al diseño. 
Impresionante, ¿verdad? Incluso la pintura sobre azulejo del salpicadero ha dado un resultado magnífico. Este tipo de pinturas son la solución más económica para renovar completamente los azulejos de la cocina o del baño sin ninguna obra. También las de base al agua dan buen resultado en estos casos, así que no hay excusa para renovar pequeños y grandes espacios revestidos con azulejos.
El suelo estaba en buen estado por lo que no ha sido necesario renovarlo. El resto del proyecto, y lo que hace que se convierta en una cocina top, lo pone el estilismo. En los complementos, ratán, mimbre, madera cruda, mármol blanco,… y un nuevo fregadero blanco y un grifo dorado. Lo demás venía de serie, incluso esa campana cobre tan particular. Qué importante es elegir una iluminación de impacto, como las dos pantallas de mimbre, con dimensiones acordes al espacio, y definir los detalles: nuevos taburetes, plantas y accesorios y sobre todo superficies despejadas.